lunes, 15 de junio de 2009

Trappistes Rochefort 8

Rochefort 8 es para mí la cerveza oficial de las celebraciones. Hoy, 15 de Junio, hace justo un año que me tome la primera Rochefort para celebrar algo. Fue en el ascenso del Sporting de Gijón a primera división tras 10 largos años de calvario en 2ª. Previamente había dejado reposar la cerveza unos 9 meses en bodega y ni que decir tiene que la cerveza mejoró muy notablemente. Sin duda una de las mejores cervezas que haya probado.
La siguiente Rochefort cayó el pasado 31 de mayo. El Sporting conseguía la permanencia en primera división en un último partido agónico en el que se jugaba el ser o no ser en la mejor liga del mundo. Esta vez la cerveza había salido un día antes del supermercado sin madurar previamente en mi bodega. La angustia y los nervios generados durante el partido hicieron que me la tomara casi a modo de reconstituyente. Fue la primera sonrisa que me salió tras el partido.

La tercera Rochefort iba a caer este fin de semana. El objeto era celebrar que un buen amigo aprobó unas oposiciones. El plan era sencillo: Una buena "fartura" y buena cerveza. De la nevera fueron saliendo poco a poco Ambar Caesaraugusta, Kostrizer, St. Sebastiaan Grand Cru, Anchor Steam, Anchor Porter, para terminar con una Rochefort 8 que al final no fue. ¡¡¡Que alguien me explique como puede ser posible que la botella estallara dentro de la nevera!!!. Que destino más cruel para una cerveza tan rica: Acabar escurrida por el fregadero... todavía lo pienso y me dan escalofríos.

2 comentarios:

Embracing Darkness dijo...

Qué frigorífico más envidiable, desde la estupenda Anchor Porter a Trappistes Rochefort (aunque esa viniese con trampa mortal)

Catador dijo...

Nooooo puede ser....

Lo único bueno es que te quedaste con las ganas y luego vas a comrpar otra.