domingo, 28 de diciembre de 2008

Ouessane

Jamás pensé que se pudieran utilizar algas para elaborar cerveza y que el resultado iba a ser tan bueno, pero para eso están los bretones y sus experimentos con cerveza. La Ouessane utliza agua del mar de Iroise y algas wakamé de cultivo propio en su elaboración, pero por contra de lo que pueda parecer el sabor a mar y el aroma son muy sutiles.

3 comentarios:

cervecero gantero dijo...

El sabor a algas es sólo un ligero regusto que surge después de pasar el trago. La primera impresión en boca es montuno-bretona como sucede en toda cerveza de este origen que se precie. Qué de hierbajos echa a la marmita el panoramix y qué ricos le salen los caldos...

Embracing Darkness dijo...

Interesantísima cerveza, otra más para la innumerable lista de pendientes por encontrar. Y es que tanta variedad asusta

Saludos

noé Pérez Núñez dijo...

Anda , toda la cata una detrás de otra, qué divertido. Mejor será que hablemos de cervezas y no del baile de la película! Por cierto, he descubierto que la Leffe triple sabe realmente a una triple. Vamos que se puede beber gustosamente.